Menú Principal
22 de enero de 2013

Subsecretarios y Director de Servicio aseguran atención de salud en hospitales y entregan recomendaciones ante corte de agua en la RM

Planes de contingencia activados y priorización en el uso del agua en los pacientes hospitalizados, son parte de las medidas que se tomaron en la red asistencial de la Región Metropolitana debido al corte de agua que afecta a más de 20 comunas. Así lo informó el subsecretario de Redes Asistenciales, Luis Castillo, tras comprobar en terreno el funcionamiento de establecimientos de salud como el Hospital Sótero del Río, centro Hospitalario perteneciente a la Red de Salud Sur Oriente.

Castillo agregó que la red de mayor complejidad ha funcionado -hasta ahora- sin mayores inconvenientes debido a que los hospitales cuentan con reservas de agua que les permiten seguir funcionando sin problemas por al menos 24 horas. Con todo, en casos como el Hospital Sótero del Río –uno de los más grandes de la RM- camiones aljibe están llenando las copas de agua del recinto con casi 15 mil litros de agua cada una hora, a fin de garantizar que no haya interrupciones de las acciones de salud.

La autoridad indicó además que temprano hubo disminuciones en el flujo de agua potable en hospitales como el Instituto Psiquiátrico y el Instituto Nacional del Cáncer.  
Sin embargo, estos recintos también cuentan con reservas de agua que están siendo utilizadas para continuar con las actividades.

‘‘Hemos podido constatar que según nuestro catastro –al mediodía- tienen asegurado el abastecimiento de agua para las próximas 24 horas. Este hospital (Sótero del Río) en particular tiene una Unidad de Diálisis de niños y adultos y es un hospital muy complejo que ha podido soportar esta falta de agua potable con sus estanques. En general los hospitales de la Región Metropolitana cuentan con estanques de reservas muy importantes que aseguran su abastecimiento de agua‘‘, dijo Castillo.

La autoridad agregó que ‘‘pedimos a la población que mientras esta situación no se regularice limitemos las visitas a los enfermos hospitalizados estrictamente a lo necesario y las visitas en los servicios de urgencia para aquellos que efectivamente requieran acceder a una atención de salud’‘.

En relación al funcionamiento de los consultorios u otros recintos de atención primaria, el subsecretario Castillo indicó que en la ‘‘atención primaria la situación es diversa, hay consultorios que no tienen estanques de reserva de agua (…) En ese caso, los consultorios están derivando a los que sí tienen. Estas atenciones se están reasignando de manera local y comunal, de manera de no entorpecer la atención médica ambulatoria’‘, dijo y agregó que ‘‘no obstante se ha priorizado en los consultorios la atención de urgencia, la atención médica ambulatoria y se ha reducido la atención dental debido a que las máquinas de atención detal requieren conexión directa al suministro de agua potable, esto espero que no dure más que 24 horas’‘.

En la vista a dependencias de Hospital Sótero del Río, los Subsecretarios fueron acompañados por la Directora (S) del recinto, Dra. Elisa Llach y el Director del Servicio de Salud Metropolitano Sur Oriente, Dr. Fernando Betanzo.

El Dr. Betanzo destacó la coordinación entre las comunas de la Red y el Servicio de Salud, además de enfatizar en que todos los Hospitales y Centros de Salud de la Red cuentan con suministro de agua o bien se han realizado las derivaciones correspondientes sin generar grandes alteraciones en la atención de pacientes, “solo se han cambiado de horario algunas intervenciones dentales, todas las otras atenciones se han realizado con normalidad o se han derivado a otros centros en caso de mayor urgencia”.

Recomendaciones para el manejo de agua

A su vez, el subsecretario de Salud Pública, Jorge Díaz, informó que la Seremi Metropolitana tiene 22 equipos de profesionales haciendo actividades de control en las comunas afectadas por el corte de agua. Básicamente se trata de verificar la calidad bacteriológica del agua que los camiones-aljibe están entregando a la población; monitorear que ciertas actividades críticas estén funcionando con los debidos resguardos (recintos asistenciales, hogares de ancianos, centros de diálisis) y fiscalizar que sólo estén funcionando aquellos locales de preparación y venta de alimentos que tengan suministro de agua adecuado.

La autoridad sanitaria insistió que durante las horas que dure esta emergencia las municipalidades abastecerán de agua a la población mediante camiones-aljibe. El agua de estos camiones es potable, pero como las familias van a guardarla podría contaminarse dentro del hogar, razón por la cual hay que reforzar ciertas medidas de precaución.

‘‘Si se va a usar el agua para beber, hay que hervirla durante un minuto por lo menos’’ explicó el subsecretario Díaz. ‘‘En el caso de las frutas y verduras, la recomendación permanente es que hay que lavarlas. Si se usa el agua almacenada, es conveniente agregarle un par de gotas de cloro por litro de agua como medida adicional de protección’‘.

Con respecto a los lugares públicos que están sin suministro de agua potable, como por ejemplo restoranes o casinos, la autoridad fue enfática.

‘‘Aquellos lugares donde exista disponibilidad de agua mediante copas o estanques de reserva para los servicios higiénicos o cocina pueden funcionar… Si no existe en estos lugares agua potable disponible, no deben funcionar. Así lo dice el Reglamento Sanitario de los Alimentos. No sólo para preparar los alimentos, sino también para los baños y el aseo de los implementos de cocina. Es una medida precautoria para evitar ocurrencia de infecciones intestinales’‘.

Lo mismo ocurre con los lugares de trabajo, los jardines infantiles y salas-cuna.

‘‘Para aquellos que no tengan estos depósitos o reservas de agua, la indicación de la autoridad sanitaria es que suspendan sus actividades. Por ejemplo salas-cuna y jardines infantiles, para que los niños no se expongan a servicios que no estén funcionando’‘.

Finalmente, el subsecretario Díaz recomendó que las dueñas de casa usen alcohol gel para asearse las manos antes de cocinar o servir alimentos.